Querido Dios:

Publicado: febrero 22, 2012 en Uncategorized

Lo primero que he de decir es que hace tiempo que no creo en ti. Algunos considerarán esto una afrenta o incluso sentirán lástima por mi, al ver que tiro mi vida por la borda por no encomiar mi alma a tu voluntad. Quién sabe, quizás tengan razón. A veces pienso que creer en ti sería más fácil, daría respuestas y esperanzas a muchos aspectos de mi vida y la de los demás. Creo que se puede decir que, desgraciadamente, no creo en ti.

Y estaría bien, de verdad, estaría bien ver a mi alrededor y ver que aquellos que se merecen un infierno lo tendrán tarde o temprano. Estaría bien pensar en toda la gente buena que no obtuvo recompensa por sus buenas acciones esta recibiéndola o la va a recibir pase lo que pase. Me pregunto qué buscarán la gente que hace buenas acciones y no cree en ti… será responsabilidad moral? ¿Lo hacen sin esperar recompensa? La verdad, mirando la televisión me parece un puñetero milagro que alguien pueda comportarse adecuadamente.

No sé si lo sabrás…  pero un dirigente supuestamente de derechas ha llegado al poder, en lo que muchos juzgan será la salvación de un país que la izquierda dejó cuasi al borde del abismo. Hay quienes se creen esto, hay quienes no. Pero lo que más me sorprende es la batalla de gallos que se produce a favor o en contra de este señor. No sé si lo hará de buen corazón, si todo lo que hace lo hace por nosotros, la verdad es que a mí me cuesta creerlo. Y la cuestión de todo esto es… ¿realmente importa?

¿Qué importa ya de un país en el crucificar o vanagloriar a tu líder es el pan nuestro de cada día? No seré yo el que diga que se equivoca este hombre al aprobar ciertas reformas, ni mucho menos. Pero la verdad, sólo veo motivos y razones para justificar acciones… y no motivos para actuar en consecuencia con los demás. Todo es… “tú has hecho esto así que yo lo hago así” “lo hiciste mal” “lo hiciste de pena” “lo hice mal porque tú lo hiciste mal”.

Nada de “lo siento, creo que me he equivocado en este aspecto y trataré de corregir mi error” o “muy bien, espero que se recupere de su error e intente hacer lo mejor con este país”.

¿Qué me puedo esperar cuando un señor con dinero tiene más poder que la misma ley que nos ampara? ¿De unas fuerzas del orden que vapulean a niños por orden de sus superiores y no titubean a la hora de seguirlas?  ¿De verdad tengo que dormir tranquilo cuando algo tan básico y sobre lo que nos sustentamos se puede corromper de esa manera? ¿De verdad tengo que dormir tranquilo cuando se PUEDE corromper de esa manera a la gente? Porque no es una práctica aislada. Es algo que se lleva haciendo durante toda la historia de este mundo. Creemos que avanzamos en este proceso, porque “podemos hacer más cosas”… pero en realidad no es así.

Si, claro, no se puede negar que hemos evolucionado del esclavismo y mentalidades antiguas donde mirar al vecino con recelo y saltar a la defensiva ante cualquier mínima afrenta. Pero… ¿es así? Viendo lo de Francia la verdad es que lo dudo mucho. Todo se trata de rivalidades… el equipo rival, el barrio rival, el país rival, la familia rival, el pueblo rival… todos sabemos que el concepto de competitividad ha hecho de la humanidad la que és, pero, ¿es realmente un avance lo que vemos hoy en día o es todo una mera ilusión y en realidad hemos vivido siempre igual?

Decir que soy simpatizante del Real Madrid… me cansa, me cansa tanta verborrea y difamación gratuita sin justificación hacia un equipo. Si, el mío la sufre, pero otros también la sufren, y por lo visto debería participar en ellas, porque soy del Real Madrid y quien jode a mi equipo merecer ser jodido. No me da la puta gana. No pienso hacer caso de lo que pongan unos perioduchos para mantenernos ocupados mientras otros juegan a otro nivel con nosotros y que no seamos conscientes de ello. Hemos vuelto a la propaganda periodística, señores, y yo me pregunto: ¿alguna vez la hemos abandonado?. ¿Alguna vez dejaré de sentir natural aversión por un creyente o uno de derechas? Porque realmente pasa esto y muchas veces me avergüenzo de ello ¿Alguna vez dejaré de utilizar tópicos despectivos para mencionarlos aún a sabiendas de que puedo no tener razón? No quiero seguir así, me cansa, me cansa todo, me cansa la política, toda es mentira. Me cansa el deporte, todo es mentira y más política para más inri. Me cansa la economía… más política aún. Y lo que más me cansa de todo esto son sus seguidores. Fieles seguidores con hachas y teas en mano dispuestos a defender con su vida aquello que han elegido o que creían que debían elegir.  Es indignante la manipulación que sufrimos. Y mas si cabe lo es que no nos creamos manipulados.

Estoy cansado ya de todo esto. No creo que haya esperanza para el mundo en el que vivimos, donde todo es fraude, donde la cultura es un puñetero juguete, donde lo mío es mío y de nadie más. Donde aquél que afrente atacar mi estampa sufrirá el mayor de los dolores. Y no sólo él, sus hijos y los hijos de sus hijos. Porque supuestamente todos son iguales, no hay individuos. Todos pertenecen y pertenecemos a aquello que adoramos y si no estás conmigo estás contra mí.

Somos conscientes de esto. Y lo peor es que lo queremos así. No queremos que el de al lado gane y nosotros no… aunque se lo merezca. ¿Para qué debería quedárselo él cuando puedo quedármelo yo?

Esta y tantas otras cosas son las que me hacen despertarme a veces por las noches. Hay momentos en los que no estoy ocupado con las innumerables distracciones triviales que comprenden mi vida y me doy cuenta de que en realidad nada vale un puñetero pimiento.

Tal vez podrías pensar que estoy siendo pesimista. En realidad creo que soy realista, sé que hay cosas que merecen la pena. ¿Pero soy consciente de ellas? No lo creo, y ninguno de nosotros lo somos en realidad.

Menos mal que creo en un Dios superior que vela por mí y mi seguridad y recompensará mi buenas acciones con una vida digna ya sea ahora o posteriormente. ¡Oh, espera! Que soy ateo…

¿Y ahora qué?…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s